Salen de fiesta, se lo pasan bien, hablan y las cosas se dicen por su nombre.
¿O quizás no…?