Retoma, normalidad y drogas

Estos días hemos oído mucho el término «retoma de la normalidad», de una «nueva normalidad»; la expresión se basa en la certeza de que, a pesar de que todo evoluciona de forma positiva y avanzamos, aún no hemos llegado a una situación donde nos podamos relajar completamente con todo lo que tiene y ha tenido que ver con la alerta sanitaria de la Covid-19. Ya lo habréis visto en todas partes, pero nunca sobra hacernos recordatorios de las medidas básicas a seguir: usar la mascarilla, lavarnos las manos y mantener las distancias (físicas, pero no emocionales). Y añadiríamos: no tengamos prisa y creemos espacios y experiencias con nuestras personas cercanas que nos hagan sentir cómodos/as, cuidados/as y seguros as.

Y en esta «retoma de la normalidad», ¿qué lugar tienen las drogas o el consumo de drogas? Después de esta etapa pasada, habrá personas que habrán aumentado los consumos, quien los habrá mantenido, y también quien los habrá disminuido o dejado totalmente, todo por varios y diferentes motivos. ¿Pero tal vez algunos de estos «cambios» habrán sido temporales o pasajeros?

 

 

Alguien que dejó los porros durante el confinamiento, puede haber vuelto a fumarlos una vez la «normalidad» parece más cercana. Alguien que redujo el consumo de tabaco porque que compartía los espacios de casa, puede haber vuelto a aumentar el consumo al pasar más tiempo en la calle. Alguien que sólo tomaba drogas de fiesta y que dejó (esperemos) de salir de fiesta, puede haber vuelto de nuevo a ello.

Pero, estas «retomas» ¿han sido decisiones conscientes? ¿O han sido un poco automáticas, o «porque si», o ha habido una parte inercia?

Quizás, de vuelta a momentos de calma, podríamos plantearnos y pensar un rato en qué quiere decir «retomar la normalidad» con las drogas. Pensar qué quiere decir «normalidad»; cual era nuestra «normalidad» y especialmente si es la que qeremos continuar teniendo. Retomar consumos que quizás no nos sentaban o hacían bien, ¿es «normal»?

«Retomar» no quiere decir hacer las cosas porque «ya eran así», y porque «pensar en ello no tiene sentido» o «es lo que se hacía antes». «Retomar» ahora es una oportunidad para pensarlo todo de nuevo!

 

 

Y esta idea sirve para las drogas, pero nos puede servir para muchas otras cosas de la vida. ¿Esto era lo que me hacía sentir bien? ¿Esto era lo que me llenaba o me hacía feliz? ¿Esto era lo que me resultaba placentero, lo que me hacía comprometerme, lo que transformaba, lo que me estimulaba, lo que me aportaba cosas, lo que aportaba cosas a mi entorno?

Quizás es un buen momento para cambiarlo, porque siempre es un buen momento para cambiarlo todo 🙂

Author: la Clara

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.