Confinamiento y drogas (III): reduciendo los riesgos

Como repetimos a menudo, la mejor manera de prevenir riesgos con las drogas es no consumirlas, y en este periodo de excepcionalidad (tanto por la emergencia sanitaria como por las medidas de confinamiento) este consejo es aún más adecuado. A día de hoy, tenemos a nuestro alcance muchas informaciones en torno a los riesgos en la relación entre el SARS-CoV-2 y las drogas.

Además las sustancias nos pueden llevar a estados que nos hagan mucho más complicada la gestión del momento que estamos viviendo: por ejemplo, el alcohol puede incrementar la ansiedad y el estrés y descontrolar las emociones; los estimulantes (como la anfetamina o la cocaína) también aumentan los niveles de ansiedad; el mdma puede conllevar una posterior «bajada» de serotonina, que regula el estado de ánimo; el consumo de cannabis puede aumentar la sensación de desmotivación… todo situaciones que no ayudan nada en estos momentos de confinamiento.

Y por último, también debemos tener en cuenta que por norma general el uso de sustancias puede alterar nuestra percepción del riesgo y hacer que nos relajamos en situaciones y prácticas en que de otro modo no haríamos. Por ejemplo, en este momento saltarnos las recomendaciones sobre el confinamiento.

Si con estas informaciones te parece interesante aprovechar el momento para reducir o dejar los consumos, en este post tienes algunas ideas y consejos.

Si por otro lado estás pensando en consumir, te hacemos algunas recomendaciones  para reducir los riesgos lo máximo posible.

 

 

La primera de todas es recordar la importancia de quedarnos en casa, excepto en las franjas horarias recomendadas y por las actividades indicadas. Esto incluye, obviamente, no hacer escapadas (especialmente en grupo) y no salir «de fiesta» (ni a los parques, o al bosque, o cualquier otro sitio). Y tampoco organizar fiestas en casa para que vengan otras personas. Además, si compartes piso y desea celebrar alguna cosa de vez en cuando, hazlo en días específicos y pon especial atención a que los consumos no se descontrolen por inercia o dinámica colectiva (que una compañera se quiera tomar una cerveza no significa que lo tengamos que hacer el resto!).
Si de todos modos te planteas salir a conseguir alguna sustancia (como puede ser tabaco o alcohol, o sustancias no legales) sigue las recomendaciones oficiales al máximo. Minimiza las salidas y hazlas lo más rápidas posible. No te entretengas ni aproveches para consumir fuera de casa, ya que tienes posibilidad de llevarte más de una multa (por saltarte el confinamiento y por tener o consumir drogas en la vía pública, en caso de que sean sustancias ilegales), además de exponerte (o exponer a otros) a un mayor riesgo de contagio. ¡Y extrema las precauciones en las franjas horarias dedicadas al deporte y el paseo, ya que es cuando más personas hay en el espacio público y con más cuidado tienes que ir!

La segunda es no compartir. Si estás con otras personas, no compartas el consumo de cigarrillos, vapeadores, porros o pipas de ningún tipo, pero tampoco compartas vasos, botellas o latas. A la hora de dosificar sustancias, ten especial cuidado en sólo tocar aquella que te tomarás (y tenerlo en cuenta no sólo para la ocasión de tomar sino también para las siguientes ocasiones si se utiliza sólo una parte) .

La tercera, cuida la higiene en todo el proceso. Lávate las manos, antes y después de manipular las sustancias y toca sólo lo que tomarás. Limpia bien con alcohol todo lo que uses (desde las latas en las pipas) y desinfecta los utensilios que usarás especialmente si no sabes si otras personas lo han tocado (desde un encendedor, a un grinder para la marihuana, una tarjeta o cartón para los estimulantes), o las superfícies que utilitzarás.

 

 

La cuarta, dosifícate. Tanto en el momento de consumir como anteriormente. Puedes tener divididas las sustancias (sé cuales sean, desde cigarrillos, a porros, a otros) en dosis, y decidir la cantidad a tomar previamente, guardando el resto en un lugar seguro o menos accesible, para no improvisar y tomar más de la cuenta o hacerlo de forma poco segura. Además, ten en cuenta que la duración del confinamiento aún es incierta y procura repartir y espaciar los consumos, también para no quedarte sin y exponerte más de la cuenta por querer volver a conseguir (y piensa que las personas que venden también están en cuarentena y te será más complicado, así como habrá más riesgos si has tienes que conseguir de personas desconocidas o lugares que no te son familiares).

La quinta, ten más presente que nunca los consejos para prevenir riesgos que deberías tener siempre en cuenta. Por poner algunos ejemplos: procura mantenerte hidratado o hidratada; no pruebes sustancias que no hayas probado anteriormente y de las que desconozcas sus efectos o cómo te impactan ti individualmente; procura no consumir sustancias de las que desconoces el origen o a poder ser consumir sólo sustancias que hayas testado antes en algún servicio; no mezcles drogas; o sé consciente de si puedes enfrentar la resaca al día siguiente. Te recomendamos que des un vistazo a los diferentes apartados de la web para refrescar estos y otros consejos.

 

 

La sexta, cuídate en todos los aspectos! Es una buena idea en esta temporada cuidar especialmente la alimentación, la hidratación, algunas rutinas de ejercicio físico y los tiempos de ocio de calidad al margen de las sustancias. Evita abusar de las bebidas estimulantes (como el café o las bebidas energéticas). Mantente especialmente atenta a las cosas con las que te despistas cuando consumes: ten a mano agua y /o comida sólo para ti en estas situaciones; no aproveches el momento para gestionar conflictos o malestares; prepara condones y/o barreras de látex; no dejes encargos o tareas a hacer -que tengan que ver con salir a la calle- para después de estos consumos; o muchas otras cosas. ¡Piensa un poco antes de consumir, haz previsión y prepárate!

Y la última, procura no aumentar tu consumo durante el aislamiento. Presta especial atención a si tus consumos están cambiando y en qué momentos lo están haciendo. Procura buscar alternativas a los consumos cuando estés más ansiosa de lo habitual o más nervioso de lo normal (échale un ojo a este post para algunas ideas). Cada vez que quieras consumir te puedes preguntar si realmente es lo que necesitas y cuanto (por ejemplo, en una escala del 1 al 10) y buscar otras formas de pasar el momento (calmar la ansiedad, enfrentar el aburrimiento, etc.).

Recuerda que siempre tienes disponible la Línia Verda si tienes dudas o quieres profundizar en alguna cosa (un servicio de información y orientación y acogida, donde se puede dirigir cualquier persona que quiera hacer una consulta relacionada con las drogas).

Hagas lo que hagas, ¡cuídate al máximo!

Author: la Clara

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.