Alcohol y mitos (III): ¡es facil bajarlo!

La idea de que existen mecanismos para bajar una borrachera es muy común y se concreta en muchos mitos… lástima que la mayoría (por no decir todos) son falsos.

“Bebe mucha agua”, “corre, salta, haz ejercicio y quema el alcohol” o “vomita que se te pasará” son algunas de las propuestas que se pueden oir. Y a veces alguien intenta revestirlas de conocimiento científico.

 

 

El alcohol, una vez se ha distribuido por el cuerpo (como os contábamos en la entrada anterior) se debe metabolizar (que básicamente es un proceso de transformación, mediante cambios bioquímicos, de las sustancias que se han ingerido por otros compuestos asimilables por nuestro organismo -en este caso, un proceso de oxidación). Es decir, principalmente el hígado “filtra” el alcohol y lo convierte en algo que el cuerpo pueda asimilar. A proporción de alcohol que se metaboliza es del 90-98% de lo ingerido. Sólo hay un 2-10% de alcohol que se eliminará directamente, a través del sudor o la orina. No hay otra manera, porque es la manera en que nuestro cuerpo funciona.

Así, lo de correr y saltar y hacer ejercicio para acelerar un supuesto proceso de “bajada de los efectos del alcohol” no cambiará este hecho, y no hará que el hígado funcione más rápido. Sencillamente porque no puede ir más rápido. Tampoco lo hará beber mucha agua para mear aún más (aunque beber agua es una buena idea en general).

 

Y si la otra opción es vomitar tampoco lo conseguiremos; cuando una persona vomita sólo saca el alcohol que todavía no ha pasado a la sangre (que está en el estómago y no ha pasado en el intestino), y el alcohol pasa a la sangre lo suficientemente rápido! En cuestión de minutos. Especialmente si no hay comida en el estómago…

Si bien es cierto que hay algunas personas que cuando vomitan tienen menos malestar, esto no le pasa a todo el mundo; no debemos forzar a nadie a vomitar ya que podemos causarle aún más incomodidades.

La única manera de “sacar” el alcohol del cuerpo es tener paciencia y dejar hacer al organismo, que no irá más rápido porqué nosotros lo deseamos, mientras nos preparamos para la resaca.

O la alternativa, dejar de beber o beber mejor para no encontrarnos en estas situaciones 😉

 

Author: la Clara

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.