A veces se hace un poco difícil dormir, a veces mucho…

Casi todo el mundo ha experimentado en algún momento la sensación de ponerse en la cama y no poder dormir. Aquel momento en que se empieza a pensar en mil cosas que tenemos por hacer, que nos han pasado o que nos preocupan. Levantarse a hacer un pis, volver a la cama, intentar leer, trastear el móvil, intentar dormir, mirar el reloj, intentar dormir de nuevo … Y mientras tanto, ir pensando «Ya ha pasado media hora más .. . y no puedo dormir! ».

A veces es cosa de nervios, a veces sentimos mucho cansancio pero no conseguimos dormir, a veces no acabamos de estar cómodos, a veces algo nos preocupa … Cada persona es un mundo, pero casi todo el mundo hemos experimentado esta sensación.

Quizás conoces personas que de forma habitual utilizan los porros para dormir. Pero ¿siempre y a todo el mundo le va bien? ¿Qué sabemos? Como siempre decimos, hay que tener en cuenta que a diferente persona, diferente efecto, por lo que ante todo hay que tener en cuenta: cómo está la persona, en qué momento se encuentra y qué experiencias previas tiene en relación al consumo de cannabis.

Así pues, antes que nada, es interesante también que cada persona piense cómo se siente cuando, por ejemplo, fuma marihuana. A veces, hay quien tiene «resaca» si fuma antes de ir a dormir, por lo que hay que pensar si más allá de poder dormir en el momento, al día siguiente cuando nos levantamos nos sentiremos bien o no.

Algunos estudios recientes apuntan que el ingrediente principal de la marihuana, el THC, puede reducir significativamente el tiempo necesario para dormirse. Pero para saber un poco más, es interesante aclarar que no todas las variedades cannabis pueden ayudar a dormir. Así, si el cannabis de variedad índica puede tener un efecto relajante, la variante sativa puede desencadenar un efecto mucho más animado y enérgico, que no contribuirá a hacer descansar de forma relajada.

Es interesante también saber que el cannabis puede afectar las fases REM del sueño, es decir, de cuando soñamos. Puede ser habitual no tener sueños si se fuma antes de dormir, pero todavía se están realizando estudios al respecto, ya que las personas investigadoras no se ponen de acuerdo en este punto.

Si dormir nos cuesta mucho, os dejamos algunas recomendaciones que nos hacen las personas expertas:

– Es importante acostarse cuando sentimos sensación de sueño e intentar mantener una horarios similares cada día.
– Algunas infusiones como las de lavanda o manzanilla pueden ayudarnos a relajarnos antes de ir a dormir.
– Evitar hacer siestas durante el día.
– Dejar de consumir cafeína y / o alcohol unas 4-6 horas antes de acostarse.
– No realizar mucho ejercicio justo antes de ir a dormir.

Y si la cosa se complica, podemos consultarlo con nuestro médico o nuestra médica.

Author: la Clara

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.