A drogas diferentes, resacas diferentes (V)

Hay quien dirá que no, que los porros no provocan resaca. Y hay quien dirá que sí, que totalmente, pero que es una resaca diferente a la “famosa” resaca por alcohol.

Se sabe poco de cómo funciona científicamente, pero lo que si está claro es que existe lo que algunos denominan “efectos residuales del cannabis” al día siguiente (ya veces no hace falta esperar hasta el día siguiente), es decir, una resaca de porros.

Levantarse cansado o cansada, desubicada o con muy pocas energías, puede ser una constante. También con una bajada de ánimo, o con pocas ganas de hacer nada o incluso con pocas capacidades para hacer cosas cotidianas.

Entre los “efectos residuales” hay quien menciona los ojos rojos e irritados, los dolores de cabeza o incluso algunas náuseas. Muchos de estos efectos, a menudo están potenciados por el propio hecho de fumar (el humo, la combustión, el monóxido de carbono…).

 

 

Si bien también hay quien experimenta deshidratación, parece que no sería algo relacionado estrictamente con los porros; aunque estos (al parecer) hagan que se produzca menos saliva y por tanto se tenga la boca seca y pastosa, no habría relación con deshidratarse. Esto podría estar mucho más relacionado con el hecho de no beber agua (siempre hay que ir bebiendo agua, es una buena idea) y beber en su lugar bebidas alcohólicas, o refrescos (muy ricos en azúcares) o incluso bebidas energéticas (aún mucho más ricos en azúcares, y una mala idea de mezclar con cualquier cosa).

El efecto que si es de los porros sería la fatiga, lo de quedarse tirado o tirada todo el día; una fatiga que además a menudo va acompañada de una dificultad para dormir, aunque parezca contradictorio.

 

Author: la Clara

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.